Florentino Domínguez Antón  

Elaboración y comercialización del queso cacereño  

 

9. La Feria del Queso de Trujillo. Evolución y perspectivas

 

Nos vemos en la necesidad de hablar de la feria del queso de Trujillo, ya que es donde podemos seguir mejor (a lo largo de sus certámenes anuales) la evolución que ha ido tomando el sector quesero extremeño en general, tanto el auge de los artesanos como la consolidación de los quesos industriales.

A lo largo de estas páginas que dedicamos a tal motivo iremos viendo, no solo lo que ha dado de sí la feria año tras año, sino que también nos referiremos a opiniones que en su día manifestaron empresarios sobre lo concerniente al sector y a la evolución de lo que se ha llegado a llamar la feria más importante de España, en lo referido monográficamente a este producto del cual la región Extremeña no ha dicho todavía la última palabra, y que esperemos siga en la misma línea que hasta ahora ha mantenido.

 

1.- 1986. Primer año

El día 8 de mayo se inauguró en el Mercado Regional de Ganados de Trujillo (MRGT), la I Feria del Queso en Extremadura, organizada por dicha institución en colaboración con la Asociación Para el Fomento del Queso Artesano (AFQA), que tenía por objetivos clarificar este sector económico regional, dar a conocer los productos y compararlos, desde el punto de vista de la calidad e imagen, con las otras comunidades, a la vez que dialogar sobre el asociacionismo de los ganaderos, la problemática sanitaria de la elaboración y el presente y futuro del sector en la región.

Participaron en la feria alrededor de 80 expositores procedentes de las comunidades de Andalucia, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-León, Cataluña, Extremadura, Madrid, Navarra y País Vasco.

El director General de Comercio e Industrias Agroalimentarias de la Consejería de la Junta, Manuel Piedehierro, subrrayó que la finalidad y objetivos de la feria eran:

- Concentrar la oferta y la demanda.

- Exponer la situación del sector y

- Evaluar las posibilidades del producto.

La finalidad fundamental de la I Feria era sacar a la luz pública la importancia y variedades del queso artesano Extremeño.

 

2.-1987. Segundo año

La plaza mayor trujillana es el bello marco dende se instalaron los "stands" de degustación y venta de de los quesos llamada ARQUETUR ya que englobaba la II Feria nacional del Queso y la I Feria de Artesanía.

"Trujillo: ciudad de los quesos extremeños", es el eslogán que el alcalde de Trujillo, Benigno Fernández lanzaba para su ciudad que se había convertido en la sede de dicho producto. Con un presupuesto de 14 millones de pesetas, de los que 10 millones eran financiados por el Ministerio de Agricultura y los otros 4 millones por el Ayuntamiento de Trujillo.

Se puso de manifiesto la necesidad de una mejor y mayor promoción de estos acontecimientos así como de los productos, a través de todos medios de información y publicidad.

Por otra parte se informaba a los ganaderos para que fabriquen sus quesos en las mejores condiciones posibles, y potenciando algunos mercados semanales, como el del queso en Trujillo.

La postura de la Adminitración autonómica estaba representada por Manuel Piedehierro, para quien "la problematica de los quesos va mucho más allá que la de la mera comercialización. Es antes la problemática de la leche, y antes de la producción, la de los ganaderos, que siguen sufriendo en sus propias carnes los problemas de la región" En este año aún la problemática del registro sanitario impedía la comercialización normal por las vías habituales de los quesos, y los esfuerzos se centraban en solucionar el problema por una disposición conjunta de la Consejería de Agricultura y Comercio y Sanidad y Consumo, estableciendo una regulación coordinada que se reflejó en un decreto que salió ese mismo año y que regula la producción y la comercialización de los quesos artesanos extremeños,(ver anexo I).

Se intenta poner de manifiesto los dos problemas mayores, y atajarlos en su mayor medida como son:

- La tipificación de los productos y

- La producción en cantidades suficientemente importantes para que las empresas comercializadoras puedan trabajar con ellos.

Por otra parte, una vez conseguido el Registro de Sanidad será necesaria una mejora de las instalaciones, compra de equipamientos, de materiales y de utillaje, etc. Se trabajará en este sentido para que el elaborador artesanal quesero pueda conseguir ese material a un precio y a un coste inferior, o subvencionado por la Junta de Extremadura.

Por su parte el representante de los queseros industriales, Felix Tapia de "Queserías de la Vera" dijo: "que para el consumidor todos los quesos son válidos siempre que tangan las debidas garantías sanitarias, para lo cual es preciso un control de la ganadería para asegurar que las posiblilidades de que un queso salga al mercado en malas condiciones sean casi nulas". También señaló: "que hay que mejorar la cabaña ganadera y luego lo demás, y se fomente la producción, no del ganadero individual, sino de colectividades".

 

3.-1988 Tercer año

En representación del consejero de Agricultura y Comercio, Manuel Piedehierro, inauguró la tercera Feria Nacional del Queso que se celebró en Trujillo en 1988, presentaba como un sorprendente acontecimiento el que había superado las previsiones, tanto de participación como de repercusión en los medios de comunicación. Los organizadores se vieron desbordados en la aceptación que la Feria había tenido, en Extremadura y en el conjunto del Estado.

La Feria se enfrentaba a un reto importante. El auge que el sector quesero estaba alcanzando en los últimos años, la progresiva instalación de factorías de elaboración de quesos, inspirados unos en lo artesanales y buscando novedades en sabores y presentaciones.

Pese a que solo habían transcurrido tres años desde aquella primera feria, parece que el panorama del sector había evolucionado, mucho y buena parte de culpa han tenido en este poceso, las sucesivas convocatorias del certamen trujillano, y desde la institución ferial se ha contribuido a ordenar un sector que estaba muy atomizado.

Fue un total de 80 expositores los que se dieron cita en la Feria. De ellos 39 eran de quesos y los demás se repartian entre la artesanía, Ayuntamientos, medios de comunicación, patrocinadores de la feria, etc.

Los objetivos marcados este año son:

1.- Que las transacciones comerciales sean importantes.

2.- Que el sector del queso en Extremadura consiga su definición hasta la solicitud de un determinado tipo de Denominación de Origen para los quesos extremeños.

A continuación vamos a dar la opinión de un empresario del sector acerca de la feria.

Para Fernado Cisneros, gerente de "QUEVESA" Queserías de la Vera. en Robledillo de la Vera. "Entremadura es un auténtico potencial quesero y se merece una feria de estas carascterísticas", también dijo "los fermentos de ben ser el futuro de la elaboración de quesos".

Queserías de la Vera, pese a que llevaba entonces poco tiempo en el mercado del queso y distribuía su producción en una gran variedad de puntos. Tenían Extremadura perfectamente cubierta, y las ventas solo eran del orden de un cinco a un ocho por ciento, y el resto se distribuía por toda España. Además, el diez por ciento de su elaboración se destinaba a la exportación, vendiendo quesos a Holanda, Alemania, Francia, Estados Unidos y los Países Bajos.

En esta feria la problematica de la comercialización se ha incrementado a raíz de la entrada de España en la Comunidad Económica Europea debido a la gran competencia de los productos europeos. De ahí que tengamos que ofrecer productos de calidad para poder competir con los europeos.

Manuel Piedehierro dijo en la feria "en la comercialización de los quesos hay dos alternativas. Por un lado los artesanos y por otro los industriales. Para los segundos no es necesaria una excesiva ayuda pública, pues la comercialización de estos productos se está desarrollando excelentemente".

 

4.- 1989 Cuarto año

El día 27 de abril de 1989 comenzaba en el parador de Trujillo la IV Feria Nacional del Queso, que en esta ocasión tendría una doble dimensión:

- La feria o exposición propiamente dicha.

- Unas jornadas técnicas con un título genérico sugerente "El queso tradicional artersano en el ámbito de las CEE".

Más de cien participantes de diversos países europeos (Holanda, Portugal, Francia, Italia, Grecia, Reino Unido y España), organismos oficiales tanto centrales como autonómicos; consejos reguladores de Denominación de Origen y profesionales del mundo quesero, desde el sector productivo hasta el comercializador coincidirían en Trujillo para exponer y debatir el problema general del sector, e intentar llegar a líneas de actuación que desemboquen en la armonización de una política comunitaria para el sector quesero tradicional y artesanal.

Más de medio centenar de expositores se dieron cita para presentar lo más selecto del mundo quesero. Se degustaron quesos de las comunidades de: Castilla la Mancha, Castilla-León, Andalucia, Asturias, Murcia, País Vasco, Cataluña, Cantabria y Extremadura.

Cuatro eran las mesas que subdividian las jornadas: el marco legal del queso tradicional y artesano a nivel de la CEE; la problemática sanitaria, desde la salud animal a la salud alimentaria; la imagen y las líneas de comercialización de estos tipos de quesos, y la organización profesional del sector.

Otro aspecto a tener en cuenta era tratar de regular o retomar una organización profesional del sector quesero artesano, y crear una directiva reguladora de manera que el sector pudiera tener una regulación comunitaria.

Una de las causas del éxito de la feria ha sido la vertebración fuerte del sector ganadero, el sector artesanal que estaba pasando a mantener una potencia industrial que permitiera su presencia en todos los mercados, nacionales e internacionales. El queso artesano se está demandando en los mercados europeos en auge, el de los productos naturales, al que accede el comprador habitualmente de alto "standing".

El tema de las ayudas se subrrayó, y deberían de ser de carácter institucional para apertura de mecados, ayudas en el perfeccionamiento de la legislación, ayudas a que en algunas fases los ganaderos adquieran los equipos necesarios para conservación y transformación de la leche en queso, pero tal y como se afianzaba el sector productor y se perfilaba en el mercado demandante de estos productos de alta calidad, las subvenciones deberían de desaparecer, aunque no lo harían mientras ese afianzamiento no se hubiera alcanzado plenamente.

En esta feria se debatieron la configuración definitiva de este certamen con carácter netamente profesional o la necesidad de seguir contando con la participación directa del público.

Mientras, por una parte los industriales del queso necesitan unos contactos comerciales que les permitan colocar sus producciones más allá de nuestras fronteras, los productores artesanos, dada la limitación de sus producciones, necesitan el contacto directo con el público extremeño que es su potencial consumidor.

También los artesanos necesitan que los expertos y las autoridades fijen las actuaciones legales y se defina el marco en el que estos quesos pueden y deben abrirse camino dentro del mercado europeo y mundial.

Para la consecución de una o varias Denominaciones de Origen, los productores deberían ponerse de acuerdo y solicitarlas para los quesos tradicionales extremeños en conjunto, o por comarcas donde se produzca un mismo tipo de queso.

En las conclusiones de la mesa en la que se abordó la problemática del marco legal se señaló que la Comunidad Europea mediante el documento "el futuro en el mundo rural", la necesidaad de fomento y protección de las producciones agrarias de calidad como forma de proteger y fijar las poblaciones en zonas de montaña y desfavoracida. Las conclusiones señalaban que la producción quesera artesanal encajaba perfectamente entre los objetivos de esta intención comunitaria.

En cuanto a las jornadas de "El queso tradicional en la CEE", las conclusiones que se obtuvieron es que se solicitaba la creación de una norma común que permita la regulación de la producción artesanal, que debería ser desarrollada por las propias Comunidades Autónomas atendiendo a las peculiaridades de cada zona.

También se vió la necesidad de crear un organismo asociativo a nivel nacional entre los miembros del sector quesero, o crear una federación sin tener en cuenta la existencia de A.F.Q.A. ni el número de miembros que la inicien.

La mesa que abordó la comercialización señaló la necesidad de desestacionar la producción para garantizar el abastecimiento junto con la homogeneización de la oferta (no reñida con la especialiddad y la propia personalidad de cada producto), estos deben ser los pilares básicos para una correcta comercialización.

 

5.- 1990 Quinto año

La quinta edición de la Feria del Queso de Trujillo fue inaugurada por el Vicepresidente de la Junta de Extremadura, Antonio Ventura, acompañado de las autoridades regionales, provinciales y locales.

Esta quinta edición ha servido para ayudar a la vertebración del sector quesero artesano de Extremadura, y favorecer la consecución de una Denominación de Origen para los quesos artesanos más importantes de la región.

Se señaló en la feria la necesidad de plantear una revisión urgente del decreto que establece las diferencias entre queseros artesanos y queseros industriales, así como la necesidad de un control mayor sobre aquellos quesos que todavía se siguen haciendo sin cumplir los requisitos legales y sanitarios estipulados, y que obliga a muchas industrias a bajar los precios, perdiendo la posibilidad de impulsar aún más este sector económico.

Las protestas vienen promovidas por lo que se considera una competencia desleal de algunos artesanos que venden sus quesos sin cumplir las condiciones exigidas, vendiéndolos a un precio más bajo de lo que son capaces de producir los industriales, por los gastos que tienen en su elaboración.

Por otra parte, poner un límite a la producción de quesos hace que muchos artesanos dejen de ser artesanos, circunstancia que puede llevar a resultar un freno para el sector, ya que se deja de producir gran parte del queso que se podría elaborar.

 

6.- 1991 Sexto año

Francisco Amarillo, consejero de Agricultura de la Junta de Extremadura inauguró la VI Feria Nacional del Queso de Trujillo. Una de las actividades que más despertaron el interés de la feria fue el I Encuentro de los sectores lecheros de Latinoamérica y España que, con el patrocinio de Extremadura en Clave '92, congregó en Trujillo a los técnicos más cualificados de cinco países Iberoamericanos (Uruguay, Chile, Panamá, Argentina y México, además de un representante español), los cuales a través de mesas de debate elaboraron conclusiones sobre sectores productivos de ambos continentes y esas conclusiones serán publicadas en 1992.

Las conclusiones adoptadas pusieron de relieve que España tiene excelentes quesos que necesitan promoción, así como que se necesita la garantía de calidad que viene determinada por la contraetiqueta que figura en las variedades con Denominación de Origen. España tiene un desarrollo superior al de los países latinoamericanos, pero que Argentina tiene un avanzado nivel tecnológico y excedentes de leche, mientras México es deficitaria en esta materia.

Por último, hay que decir que Trujillo acogerá un congreso de quesería en 1992, apoyado de la Junta de Extremadura, con la participación de, además de España, todos los países de Latinoamérica. Este proyecto es uno de los acuerdos alcanzados en la mesa de trabajo del primer encuentro entre los sectores lecheros de Latinoamérica y España.

Otras actividades fueron la presentación de los premios "Miguel Torres" de la promoción de los quesos de España, que recoge y recompensa las mejores acciones, líneas de actuación, experiencias profesionales o cualquier otra iniciativa llevada a la práctica. Presenta tres ámbitos de actuación: por un lado promoción, producción y distribución, por otro la comercialización y venta al por menor y, finalmente restauración y hostelería.

Se refirió la feria a la Denominación de Origen del queso de La Serena, que multiplicará por quince su producción actual una vez conseguida de forma definativa la Denominación de Origen. La producción actual de las distintas variedades de queso de La Serena se sitúa entre lo 400.000 y 1.000.000 de kilogramos anuales, y podría crecer hasta alcanzar una producción de unos quince millones de kilogramos.

Tambien se apuntó que existe optimismo en algunas zonas como el Casar y Los Ibores, que confían en que les llegue la Denominación de Origen.

La CEE financió una campaña publicitaria del queso cuyo objetivo es incentivar el consumo como producto natural con un presupuesto de 170 millones de pesetas. La CEE aporta 150 millones y otros 20 millones son financiados por los siete consejeros reguladores de los quesos con Denominación de Origen en España. Los siete quesos avalados con la contraetiqueta de calidad son, Mahón, Manchego, Cantabria, Cabrales, Roncal, Indazábal y Liébana.

La campaña de publicidad afecta a TVE, algunas revistas gastronómicas especializadas, y dos Diarios nacionales a ravés de suplementos dominicales. Serán 400 millones de pesetas los que se confía que aporte la CEE para la campaña de 1992. La campaña se desarrolla bajo el slogan "Algo tendrá el queso, que se da por beso", realizada en coordinación con la Administración española y siguiendo la trayectoria utilizada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en la promoción de los "Alimentos de España". El "clain" en torno al que se desarrolla la campaña es "El sabor de lo auténtico".

 

Otras ferias en España y en Europa

- Feria de Avilés (Asturias). Se celebra cada año. Tiene una experiencia de once años y se encuentra muy consolidada. No trata de ser competitiva con la de Trujillo, sino que se complemetan ambas.

- I Feria del Queso Manchego (Quesoman) del 16 al 20 de abril de 1991 Ciudad Real.

Pretende la feria facilitar las relaciones comerciales, incentivar la calidad y potenciar el prestigio que a nivel nacional e internacional, tiene el queso Manchego.

En 1989 su producción superó los 2.000.000 de kilos, cerca tres veces más que en 1986. Datos provisionales indican que se puede llegar al millón de unidades amparadas bajo la Denominación de Origen

- Feria Alimentaria - Lisboa. Celebrada del 13 al 17 de noviembre de 1991.

Enmarca el primer convenio hispano-portugués que se ha firmado el 31 de enero de 1991. Pasará a ser el gran acontecimiento de Portugal y el mejor punto de encuentro para uno de los sectores de mayor importancia de la actividad económica. Esta feria englobará, principalmente, los productos alimenticios de consumo final. Trujillo participa con un salón dedicado al queso extremeño.

- Feria de Colonia (Alemania).

Tiene una ya larga tradición y en ella los expositores son cada año más numerosos, al igual que las transacciones comerciales que allí se efectúan. Es un acontecimiento que no debemos de dejar pasar para nuestros quesos, y con ello penetrar en un mercado centroeuropeo.

- Feria de Tarancón. (Cantabria).

- Feria de Figueras. (Gerona).

- Feria Hispano-Portuguesa/FEHISPOR. Que en su segunda edición, el Ayuntamiento de Trujillo participa con un "stand" donde el queso es su gran protagonista.

 

 

 Subir - Índice

 

 

Página anterior

Página siguiente