Mario Sánchez Sánchez  

Posibilidades del polen y las mieles extremeñas en el mercado alemán  

 

17. La comercialización de la miel alemana

17.1. EL SINDICATO DE LOS APICULTORES ALEMANES

La miel de producción nacional es comercializada en Alemania por procedimientos sustancialmente diferentes a los de la miel de importación. El sindicato de Apicultores -Deustche Inker Bund o DIB- juega un papel fundamental en todo el proceso.

El DIB, fundado en 1927, pasa por ser el sindicato de apicultura mejor organizado del mundo. Desde sus inicios se ha empeñado en una política de promoción y defensa de la miel nacional en base a un control estricto de la calidad y a una severa persecución de los fraudes.

El DIB establece sus propias normas de calidad, sensiblemente más severas que las que rigen a nivel nacional, y dispone de su propio laboratorio -el Honiguberwachungsstelle- que analiza cada año más de 1.500 muestras recogidas directamente en el comercio minorista. El análisis polínico permite determinar con certeza la procedencia de la miel, salvo en algunos casos particulares de mieles fronterizas, poco significativas en el volumen global.

Para la comercialización del producto bajo su protección de imagen, el DIB dispone de envases y etiquetas propias, que distribuye entre sus apicultores asociados, así como entre una serie limitada de envasadores autorizados para envasar miel alemana. Las etiquetas llevan un número de control que permite localizar rápidamente al productor y, en su caso, el envasador, en caso de fraude o defecto de calidad. Los envasadores autorizados están obligados a mantener un registro de sus compras y ventas de miel alemana a disposición de los inspectores del DIB.

Para financiar sus actividades el DIB cobra una pequeña tasa por cada etiqueta y recibe así mismo algunas ayudas federales.

 

17.2. LA DISTRIBUCIÓN

Entre el 75 y el 80% de la producción alemana es vendida directamente por los productores, sin entrar en los circuitos comerciales. Las formas usuales de venta directa son las del contacto tradicional o de vecindad y la venta por correo. La venta por correo es una práctica muy antigua, basada en la inserción de ofertas en la prensa. Normalmente se suelen vender por correo recipientes de 2 a 4,5 Kg. de miel, frecuentemente de factura artesanal o decorativa, que constituyen la provisión normal de miel de una familia para todo el invierno.

La cantidad restante se distribuye a través de cooperativas o de empresas envasadoras. Suelen ser miel procedente de regiones poco pobladas o de los escasos apicultores que obtienen una gran producción. En general, las empresas autorizadas a envasar miel alemana suelen ser de pequeña dimensión, con las excepciones de BREITSAMER, DREYER y EDEN. Se cuenta una cincuentena de estas empresas distribuidas por todo el territorio.

Anualmente se fijan precios mínimos para la venta de los diversos tipos de miel nacional, y trimestralmente se difunden entre los asociados listas de precios actualizados, calculados para producto envasado en el frasco de 500 gr propio del DIB, con margen de beneficio del 20% para el apicultor.

Los precios al productor suelen oscilar de forma bastante sensible en función del volumen de la cosecha de miel de cada año.

El producto envasado por las empresas colaboradoras del DIB se comercializa a través de los canales convencionales de distribución de alimentación minorista, con especial relevancia de la cadena de alimentación alternativa REFORM HOUSE.

El esquema global del sistema de comercialización de la miel alemana es el que se presenta a continuación.

 

 

 Subir - Índice

 

 

Página anterior

Página siguiente